sábado, 6 de junio de 2015

Nantes - Día 1

"El primer paso no te lleva donde quieres ir pero te saca de donde estás"

Como en otras ocasiones esta escapada iba a ser con Laura (ya ocurrió en Lisboa, Nueva york, o Roma) Llegamos a Nantes a medio día del 6 de diciembre de 2014. Cogimos el autobús de coste 7€ que lleva del aeropuerto al centro, donde teníamos el Hotel OKKO (en otro post hablo de él que es merecedor de ello) Cerca estaba la oficina de turismo, después de dejar las maletas, fuimos a por un mapa de la ciudad, ya sabéis, sin mapa no valgo para nada y a por una guía turística gratuita.
Atentos a la linea verde del mapa

Antes de empezar a pasear por la ciudad, tocaba comer, un creppe  salado fue lo elegido.

Como os decía, y así lo habéis hecho, si os fijáis en la linea verde del mapa, ésta indica un recorrido por la ciudad de Nantes. Lo curioso es que esta linea también estaba pintada por toda la ciudad y por supuesto la seguimos como Dorothy a las baldosas amarillas, total, las vacaciones dicen son para no pensar y más fácil que visitar así una ciudad, imposible. Me parece una idea fabulosa ¿no creéis?
Advierto a visitantes si decidís hacer este "circuito", el recorrido es largo, tan fácil no iba a ser ¿no?

Empezamos la ruta desde el centro de la ciudad.
Iglesia Sainte Croix del SXIX
En el campanario hay 4 ángeles que representan los cuatro puntos cardinales.
Sí, hay un fantasma en la pared (en realidad, según me comenta un lector, es Jesucristo)

La linea nos llevó hasta la Tour Bretagne. Es uno de los edificios más altos donde hay un mirador que debido a la cola de ese momento decidimos no subir.

Al cruzar encontramos la basílica Saint Nicolas que se ve desde casi toda la ciudad gracias a, como dice la guía, su flecha blanca con altura de 85 metros.

Su interior.

De aquí el recorrido nos lleva al centro comercial Passage Pommeraye.
Este centro se construyó en 1843 y ha permanecido intacto hasta hoy.
Dadas las fechas cercanas a la Navidad (y las horas en las que aparecimos por allí) estaba a reventar de gente, la calefacción a tope y yo...abrigada como si no hubiera un mañana.
Se levantó sobre un desnivel lo que hizo que se tuvieran que construir estas escaleras para cruzar este pequeño centro comercial.
No es demasiado grande pero con tanta gente nos costó subirlas (siguiendo la linea amarilla)
Pero lo conseguimos.
Al final de las escaleras, la puerta de salida del centro, por fin.

Saliendo a la derecha se encuentra la Plaza Graslin.
Farolas que imitan candelabros rodeando la plaza.
Teatro Graslin
El teatro es un edificio de Mathurin Crucy de 1788. 

En esta plaza se encuentra uno de los restaurantes más famosos y caros de la ciudad "La Cigale"
Es un local de lo más moderno de Nantes, bueno aquí llamado Art Nouveau. Aunque también parece que es Monumento Histórico de la ciudad, pero nosotras sólo lo apreciamos desde fuera.
Si queréis visitar este lugar virtualmente pinchar aquí.

La ruta "guiada" nos llevaba hasta el Museo d'Historie Naturelle.
Y justo enfrente el Museo Dobreé
Pero no era hora de museos, estaban cerrados (aunque muchas ganas tampoco había esta vez, pero queda mejor decir que llegamos fuera de hora)

Seguimos callejeando hasta llegar al Loire y ver acabar el día desde allí.
Después de hacer mil fotos al precioso atardecer (por que fue precioso) nos topamos con el Monumento en memoria a la abolición de la esclavitud. Cuando digo nos topamos es casi literal ya que ni sabíamos que estaba allí, de hecho creo que pensamos que era una atajo para ir de una calle a otra sin necesidad de cruzar la carretera.
Un lugar interesante lleno de placas con citas en todos los idiomas que recomiendo recorrer con calma.

En este momento decidimos abandonar la linea amarilla para continuar con la ruta turística el día siguiente y dejarnos llevar por las calles a ver con que más nos topábamos y fue con el Passage Sainte-Croix, a Laura le encantó, a mi me pareció un callejón como otro cualquiera (ni fotos tengo, aunque aparece incluso en la guía)


Dimos por acabado nuestro paseo. Para el primer día, o mejor dicho, primera tarde no está mal ¿verdad? Buenas primeras impresiones, una ciudad con gran valor histórico y arquitectónico y a pesar del frío encontramos un lugar muy vivo, gente en las calles, las terrazas de los bares, las cafeterías, etc Por la noche parecía que no iba a ser menos, después de comer algo en el hotel y tomar una copa con los lugareños cual nantesas, fuimos a la fábrica de galletas LU (no, ya no es una fábrica si no una discoteca) pero no todo se puede contar. O quizás si, quizás algún día.

Para saber como fue el día 2, sólo un clik aquí


                                                                                                         

11 comentarios :

  1. Muy chulo! Espero poder visitarla pronto yo también . Un saludo viajero!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué hermoso recorrido!, es increíble cuánto tienen las ciudades para ofrecer!!, Tengo pendiente Nantes de hace tiempo, espero que pronto se me de la oportunidad de ir, desde la arquitectura hasta la gastronomía tengo muchísimo para ver!

    ResponderEliminar
  3. Lo visité hace mucho tiempo y la verdad, no recordaba muchos detalles que me has recordado.
    Gracias
    GranPumuki

    ResponderEliminar
  4. Pues qué bonito es Nantes! no me lo esperaba así para nada. Anotado queda!

    ResponderEliminar
  5. Mira que he pasado varias veces cerca de Nantes y nunca hemos parado. Tiene una catedral preciosa, y ya veo que en navidad tiene que estar precioso. La próxima ya sé que tenemos que hacer una parada. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un par o tres días suficiente, aunque la ciudad da mucho de sí. Acabé aquí por casualidad y me gustó mucho.

      Eliminar
  6. Pues Nantes luce como un destino que puede ser muy interesante. Muy útil el recorrido señalizado, así puedes ver lo más importante el primer día y ya después puedes salir de la ruta para explorar otros rincones. Bonito atardecer, no me extraña que hayas hecho muchas fotos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El recorrido señalizado lo más jajaja. Y es verdad, primero ruta señalada y luego a perderse por la ciudad sin estrés

      Eliminar
  7. Para mi Nantes fue un grandísimo descubrimiento! Lo primero, sobre todo, es que me llamo Annick y allí es el nombre más normal del mundo, así que es un relax no tener que deletrear, jajajaja! Supongo que en otro post tendréis la parte de l'Île de Nantes y las maquinitas, eso es divertidísimo! Este verano el museo Dobrée estaba en reformas, conque tampoco lo pude ver yo. Por cierto, lo de la pared de la iglesia de Santa Cruz no es un fantasma, es Jesucristo, jejejeje, si te fijas tiene la aureola dorada por encima. Creo que yo también le hice la foto! Coincido totalmente, hay que ir a esta ciudad, es una maravilla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OSTRAS!! es verdad...aun me parece más curioso el "dibujito" me encanta, GRACIAS por la info.
      Sí, en las próximas entradas se descubro más rincones.
      Saludos Annik ;-)

      Eliminar